¡Hola viajeros!

Como ya he comentado en la sección “Sobre mi”, el tema de mi maleta es siempre una lucha entre lo esencial y lo que yo considero necesario…no quiero resolver aquí y ahora este conflicto constante pero sí os quiero contar lo que siempre viaja conmigo, por si alguna sugerencia os pudiera servir.

Por supuesto siempre viajan conmigo mi cámara fotográfica, mi cuaderno de viajes y, cuando es posible, también mi ukelele. Además llevo siempre conmigo una segunda batería para la cámara de fotos, el cargador del móvil, un adaptador universal, un mapa, un chubasquero, una toalla en microfibra (puede servir también como mantita y no ocupa mucho espacio), un foulard (el aire acondicionado en avión/tren/barco puede ser letal para la garganta y las cervicales!), una bolsa plegable y, por supuesto imprescindible, un pequeño botiquín. En él siempre están un tubo de aloe vera que sirve para cualquier tipo de quemadura o por aliviar picaduras de insectos, aceite esencial de árbol de té, también muy efectivo para picaduras de insectos además de infecciones u hongos de la piel o unas (muy típico en verano) o para hacer gárgaras en caso de infecciones de la garganta. En caso de jet lag, es muy bueno tomar melatonina y poner unas gotas de aceite esencial de lavanda en el cojín y en la sien. Una crema de árnica siempre viene conmigo por si tenemos dolores musculares o agujetas. También utilizo mucho el bálsamo de tigre para dolores musculares o dolor de cabeza. La echinácea en gotas es muy útil porqué cuando viajamos estamos sujetos a muchos cambios de temperaturas y de alimentación que nos pueden bajar las defensas, la echinácea estimula la respuesta inmunitaria así que es muy útil llevarla siempre en la maleta. Y si, como yo, sufrís de mareos en barcos, aviones, coches etc. no puede faltar en vuestra maleta el jengibre, yo me lo llevo tanto en caramelos confitados como en gotas, es mano de santo! También llevo siempre probioticos así como algún antiinflamatorio, antidiarreico, analgésico, antihistamínico y un spray antimosquitos.

Pero la gran revolución de mi maleta vino cuando descubrí los packing cubes, unos organizadores de prendas muy prácticos y que dejarán vuestra maleta siempre ordenada aunque cambiéis cada día o dos de lugar, como habitualmente nos pasa a Fabio y a mi.

Respecto al dinero, llevo siempre algo de efectivo tanto en Euro como en moneda local y, además, llevo dos tarjetas de crédito, la “clásica” y la Bnext, una tarjeta recargable con circuito VISA que se puede recargar directamente desde la app y que ofrece tres retiradas de efectivo gratuitas desde cajeros en el extranjero. Además a través de la App se pueden ver de inmediato los gastos efectuados y así poder tener controlado el presupuesto.

Por ultimo, recordad averiguar siempre si es necesaria alguna vacuna y cuanto tiempo antes de la salida de vuestro viaje la tenéis que hacer. También comprobad si podéis viajar solamente con el DNI o es necesario el pasaporte. Parece una chorrada pero os puede ahorrar algún susto al check-in del aeropuerto! También comprobad que la fecha de caducidad de los documentos de identidad sea, por lo menos, dos meses después de la vuelta de vuestro viaje.

Si viajáis a Europa, llevad siempre la Tarjeta Sanitaria Europea. Yo saco un seguro de viajes para Fabio y para mi en todos los viajes tanto europeos como intercontinentales, por lo que pueda pasar.

Esto es todo, ahora a preparar la maleta para el próximo viaje!

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.