Llevábamos mucho tiempo queriendo hacer una experiencia en camper para poder disfrutar de un viaje totalmente a nuestro aire, por fin hemos hecho realidad nuestro deseo y nos hemos ido de fin de semana por la Costa Blanca.
 
Hemos alquilado una camper Citroën, modelo Ilusion XMK 590H que tiene absolutamente todo: desde una cama de 2,10m de largo, muchos cajones y espacios de almacenaje, un “maletero” muy grande donde caben dos bicicletas, dos fuegos de gas para cocinar, baño químico y hasta ducha con mampara. En fin, que estábamos en una camper con todas las comodidades!
 
Al ser febrero y no tener experiencia hemos decidido ir cerca y la costa sur de la Comunidad Valenciana nos ha parecido la mejor opción para garantizarnos buen tiempo y un buen clima ya que yo soy muuuy friolera y no quería pasar frio por la noche!
 
La verdad es que la elección ha sido totalmente acertada y estamos encantados con la experiencia! De hecho he empezado a escribir este post sentada en la camper, mirando el mar desde la playa de Denia y la verdad es que no podría estar más inspirada así que ¡vamos allá!
 

Cabo de San Antonio, Jávea

Nuestro fin de semana empieza por todo lo alto ya que, tras leer muchos blogs de “furgoviajeros”, decidimos pasar la primera tarde y noche en el Cabo de San Antonio, en el Parque Natural del Montgó (entre Denia y Jávea), ¡nunca podríamos haber elegido mejor estreno!
Llegando al faro que marca la punta del cabo ya se nos abre todo el Mar Mediterráneo y Jávea a nuestros pies, rodeados de naturaleza al estado puro. No podíamos pedir nada más, ha sido una etapa perfecta que nos ha regalado imágenes de ensueño ya que pudimos disfrutar tanto de un atardecer precioso detrás del imponente macizo del Montgó como de un amanecer maravilloso desde el mirador que se abre camino al lado del faro.
 
Para llegar hay que poner en el mapa “Faro del cabo de San Antonio”, son unos 120 kilómetros desde Valencia. Al llegar verás un aparcamiento público a mano derecha a unos cien metros del faro, ahí estaban ya otras furgonetas y encontramos un sitio perfecto mirando a la bahía de Jávea. Si sigues hacia el faro, justo antes del mismo hay otro aparcamiento pero ahí no se puede estacionar ni pernoctar con furgonetas.
 

Cap de la Nau, Cap Negre, Cala Granadella y Cala del Moraig

El segundo día nos levantamos muy temprano para disfrutar del amanecer y de todas las paradas que nos esperaban a lo largo de la excursión.
 
Mira que amanecer!! Un verdadero regalo poder empezar así el día…
 
 
Lo que más me ha gustado de ésta experiencia es que el ritmo vital baja de inmediato al ritmo natural del día y de la noche, de la luz y de la oscuridad, un viaje lento saboreando cada instante algo a lo que ya no estamos acostumbrados: ¡tiempo para observar!
 
Volviendo a la ruta, decidimos bajar del Cabo de San Antonio para dar un paseo por Jávea y disfrutar de las calas y los miradores de la costa hasta llegar casi a Calpe.
 
La ruta es muy amena y haciéndola con calma disfrutando cada momento te regala imágenes de postal!
La primera etapa fue en Cabo de la Nau, donde se puede disfrutar de unas vistas espectaculares del Mediterráneo, una lastima que el faro esté cerrado, nos hubiera encantado poderlo visitar.
 
De ahí nos fuimos a disfrutar de las vistas de Cap Negre, cuya costa y flora nos recuerdan mucho nuestra querida Cerdeña. Decidimos no bajar a visitar Cala Portixol porque ya la visitamos hace un par de veranos y porque con una camper de 6 metros no es tan fácil aparcar en esa zona ya que se trata de una carretera de un carril por sentido de marcha y la gente suele aparcar en la cera muy justita!! Aún así si no la conoces merece la pena una parada, eso sí: evita los meses de verano porque está siempre a tope!
 
Llegamos entonces hasta Cala Granadella y disfrutamos de un ratito en la playa observando los colores del mar que varían entre el azul, el turquesa y el verde, ¡una pasada!
 
Después de disfrutar de un ratito de playa y de sol nos dirigimos hacia Cala del Moraig donde queríamos pasar la noche ya que había leído que hay un aparcamiento donde poder pernoctar pero, muy a nuestro pesar, la carretera estaba cerrada así que desistimos y nos dirigimos en busca de otro sitio dónde pernoctar. Llegamos hasta la zona nueva de Benitaxell y paramos en el Mirador del Moraig para ver la cala donde nos hubiera gustado despertarnos y…una pena no poder aparcar ahí!!
 

Playa de Denia

A ese punto no teníamos ni idea de donde ir para evitar tener que parar en un camping, al ser nuestra primera experiencia en camper queríamos vivirla al cien por cien a contacto con la naturaleza! Nos metimos en la carretera dirección norte y decidimos parar en Denia para dar un paseo.
 
Después de nuestra parada nos volvimos a meter en marcha cuando vimos una zona en la playa, justo después de la Marina de Denia, en la carretera litorales que bordea la playa donde había más camper y furgonetas aparcadas justo mirando al mar y decidimos que ahí íbamos a pasar nuestra segunda noche: mirando al mar! Otra vez la elección ha sido muy buena ya que por la mañana pudimos disfrutar de un amanecer maravilloso oyendo las delicadas olas matutinas y pisando la arena: otro gran regalo!
 

Tras un buen desayuno y visto que el tiempo amenazaba lluvia nos pusimos en marcha para volver hacia casa y decidimos pasar por nuestra querida Albufera de Valencia, lugar al que nos gusta ir cada vez que necesitamos desconectar sin tener que salir casi de la ciudad.

Llegamos hasta la playa que está al lado del abandonado hotel Sidi Saler y ahí decidimos parar para comer disfrutando del mar antes de volver a casa.

Definitivamente la experiencia nos ha encantado y seguramente repetiremos!

Aquí te dejo algunos consejos por si tu también, como nosotros, quieres probar la experiencia de viajar en camper.

¡Hasta la próxima aventura!

Qué llevar

Por tema Covid nos entregaron la camper sin ningún complemento así que nos tuvimos que llevar absolutamente todo: desde las sabanas y mantas hasta los utensilios de cocina, cosa que por un lado prefiero porque así manejas tus propias cosas.

Aquí te dejo el listado de todo lo que nos llevamos nosotros:

  • sabanas y una manta gorda (de noche la excursión térmica es grande y nosotros no queríamos tener la calefacción encendida, aunque la camper lo permitía)
  • dos almohadas
  • mantita de sofá para quedarnos embobados por la noche mirando a las luces de la costa como si estuviéramos delante de la tele, pero muchos más bonito!
  • platos y vasos de papel. Solo nos llevamos 2 tenedores, 2 cuchillos, 2 cucharas soperas, 2 cucharita y 2 tazas para café/té
  • moka para café (fundamental si, como nosotros, eres amante del café ya que el momento café delante del amanecer en la punta de un cabo no tiene precio!)
  • 1 mantel anti mancha
  • 2 tupper de cristal para las sobras
  • 1 sartén y 1 olla (somos italianos, no podíamos no comer pasta durante un viaje así! 😉
  • 1 set de toallas incluida una grande para la ducha
  • 1 manta de playa
  • neceser de baño muy básico (en lugar de llevar champú y gel de ducha nos llevamos los jabones sólidos veganos que nos encantan – si quieres conocerlos pincha aquí )
  • 1 altavoz bluetooth para escuchar algo de musica
  • por supuesto no podía faltar la guitarra!

Qué comer

Leí mucho sobre qué comer en camper porque no tenía ni idea de como gestionar este tema en un espacio tan pequeño, sin embargo están tan bien pensados los espacios que con un poco de organización es muy fácil organizarse a pesar del espacio reducido.

Aquí te dejo un par de consejos que a nosotros nos han resultado útiles:

  • llévate fruta, siempre viene bien para taponar el ataque de hambre!
  • Nosotros nos llevamos unas cuantas conservas entre las cuales por supuesto pasta pero también atún y maíz en lata para hacernos ensaladas mixtas, ocupan poco espacio y te resuelven una comida.
  • yo preparé un bizcocho de naranja antes de salir para poder tener un postre casero para acompañar el te de la tarde o para el antojo nocturno post cena!
  • compré mantequilla y mermelada para el desayuno monodosis para no estar vinculada a tener muchas cosas en la nevera.
  • un buen jamon al vacío para hacer un aperitivo mirando el atardecer no viene nada mal!
  • 2 jarras de agua de 5 litros

Una cosa que recomiendo es intentar organizar la basura diferenciada, la camper solo tiene un contenedor que yo utilicé como cubo de la basura en la puerta lateral así que a mi me parece muy útil llevar un cubo de la basura plegable que puedes colgar por debajo de la encimera ya que es pequeño y te permite dividir los resto húmedos del plástico y papel, ten en cuenta que no puedes tener nada en el suelo ya que cuando estás en moviendo se cae todo lo que no esté bien almacenado! Aquí te dejo un enlace por si te interesa ver el modelo al que me refiero aunque hay muchísimas opciones en el mercado.

También te puede gustar:

2 comentarios

  1. RE INTERESANTE EL VIAJECITO QUE HICIERON EN EL CAMPER Y QUE AQUI LLAMAMOS CASA RODANTE.
    MUY LINDAS LAS FOTOS Y LOS LUGARES QUE VISITARON, INTIMOS Y BELLOS.
    ADEMAS SON UTILES LAS SUGERENCIAS PARA LLEVAR EN EL VIAJE.
    MUCHAS GRACIAS Y TE ENVIO UN CARIÑOSO ABRAZO.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.