Conozco Valencia desde los años ’90 pero fue en 2007, cuando vine por última vez como turista, que me enamoré. En aquel entonces Valencia estaba en pleno auge: la America’s cup, el nuevo complejo arquitectónico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias en todo su esplendor, el teatro de la opera recién estrenado a un nivel altísimo con los mejores artistas, la formula uno…Me encontré con una ciudad nueva, con un parque totalmente reformado, un paseo marítimo al estilo Hollywood beach, un sinfín de actividades y propuestas culturales y deportivas de altísimo nivel y fue entonces que decidí que tenía que hacer todo lo posible para vivir aquí. Gracias a mi voluntariedad y a una sincronicidad perfecta aquí estoy, con Fabio, desde hace una década y siempre enamorada de esta ciudad con un cielo que emociona y que tiene mucho que ofrecer.

 

Casco antiguo

El casco antiguo de Valencia tiene rincones realmente bellos y no es demasiado grande así que se puede callejear y llegar a ver muchas cosas en media jornada. La Catedral de Valencia, ubicada en la Plaza de la Reina, es un gran ejemplo del estilo gótico valenciano que se puede apreciar en muchos edificios del centro. Si os animáis, a pesar de la larga escalera de caracol, merece la pena subir a la torre del Micalet, ofrece una espectacular vista de toda Valencia.

Justo detrás de la Catedral, se encuentra la Plaza de la Almoina (“de la limosna” en valenciano), considerada la más antigua de la ciudad. Ahí podéis ver, a través de un suelo de cristal, unas ruinas ya que bajo esta plaza se encuentra el mayor yacimiento arqueológico de la ciudad.

Desde la Plaza de la Almoina podéis callejear para dirigiros hacia el Mercado Central y la Lonja de la Seda. De camino podréis ver el llamado “Metro”, el edificio más estrecho de Europa que mide tan solo 105cm de ancho y se encuentra en la Plaza Lope de Vega.

Al lado del “Metro” podéis visitar la Plaza Redonda, curiosa por su forma poco habitual y donde podréis encontrar puestos que venden trabajos de artesanía tradicional (sobre todo telas, bordados y encajes).

El Mercado Central es un estupendo edificio en estilo modernista valenciano que alberga muchos puestos donde podréis encontrar productos típicos y también podréis parar a tomar unas tapas, recomiendo Super Gourmet, tapas muy ricas y abundantes!

En frente del Mercado Central se encuentra la Lonja de la Seda, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es una obra maestra del gótico valenciano, parada obligatoria!

En una de las calles más chic de Valencia, Calle del Poeta Querol, se encuentra el Palacio del Marques de dos Aguas, que alberga el Museo Nacional de Cerámica y de las Artes, si no queréis visitar el museo por lo menos pasad a ver su fachada, merece la pena.

Antes de dejar el centro de la ciudad recomiendo visitar también la Estación del Norte, otro estupendo ejemplo de estilo modernista valenciano. Hay que entrar para hacer un salto a principios del siglo XX.

 

Al lado de la estación se encuentra la Plaza de Toros desde donde empieza Calle Colón, la arteria comercial de Valencia.

 

 

Ciudad de las Artes y las Ciencias

La Ciudad de las Artes y las Ciencias es un complejo arquitectónico diseñado por Santiago Calatrava con un espectacular aire futurista. Está situado en el Jardín del Turia, un parque público en el antiguo cauce del Rio Turia que se extiende durante 10 kilómetros y atraviesa casi toda la ciudad. Paseando por el parque podréis ver muchos puentes que mezclan, como toda la ciudad, tradición e innovación tales como el Puente del Real, el Puente de las Flores o el Puente de la Exposición.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias está formada por el Museo Principe Felipe, el Agorá, el Hemisferic, el Palau de les Arts Reina Sofia, el teatro de opera de la ciudad, y el Oceanogràfic, el mayor acuario de Europa. Este inmenso complejo es uno de los puntos turísticos más visitados de España por su unicidad.

Si tenéis tiempo os recomiendo dedicar un día al Oceanográfico y también hacer una visita guiada dentro al Palau de les Arts, desde fuera no se aprecia la magnitud del teatro que cuenta con cuatro salas y unas vistas espectaculares.

 

La Marina y playa de la Malvarrosa

La Marina de Valencia se reformó para albergar la America’s cup en 2007, pero siempre manteniendo su encanto y su historia. Antes de ir a la Playa de la Malvarrosa, que está al lado, merece la pena dar un paseo por sus tinglados (edificaciones industriales de estilo modernista valenciano de principio del siglo XX). También queda algún hangar utilizado durante la America’s cup.

La Playa de la Malvarrosa, con su paseo marítimo digno del Hollywood beach de Miami, ofrece numerosos restaurantes donde poder comer una paella típica valenciana y locales para tomar un aperitivio. Hay también unos hoteles por si queréis dormir en frente del mar.

Detrás del paseo marítimo está el barrio del Cabanyal, el antiguo barrio de pescadores. Si podéis, pasad por lo menos por Calle La Reina, la calle principal del barrio; podréis ver lo bonitas que son las antiguas casas con fachada de azulejos o las típicas barracas valencianas.

 

La Albufera

La Albufera es una laguna rodeada de arrozales y separada del mar por una estrecha lengua de tierra. Se encuentra a unos 10 kilómetros de Valencia y os aconsejo ir a visitarla ya que ofrece unas preciosas rutas a pié, en bicicleta o en barco por esta hermosa zona a un paso de Valencia que, en lo años ochenta, fue declarada Parque Natural.

La Albufera alberga numerosas especies de aves y peces, algunos en vía de extinción, además de una flora espectacular que mezcla dunas de arena, zonas de cañas y bosque mediterráneo.

Os aconsejo coger un albuferenc (la embarcación tradicional típica) y dar un paseo por la laguna al atardecer, no tiene precio! Los barcos salen desde distintos puntos de L’Albufera, desde el Puerto de Catarroja podéis reservar “El catarrogi”.

Antes de dejar esta zona os recomiendo también ver La Dehesa, una bonita zona de dunas de arena que separa la laguna del mar, El Palmar, pequeño pueblo de pescadores rodeado de arrozales donde aún se pueden ver muchas barracas típicas y donde podréis comer unas paellas buenísimas y el Puerto de Catarroja, un precioso rincón que os llevará directamente a la Valencia de “Cañas y barro” de Blasco Ibañez!

 

Dónde comer

No se puede dejar Valencia sin haber probado su bebida más famosa: la horchata, una bebida a base de agua, azúcar y chufa, un tubérculo que se cultiva en la huerta de Alboraya, municipio al lado de Valencia.

En el casco antiguo, en Plaza Santa Catalina, la Horchatería Santa Catalina es sin duda la más famosa y una de las más antiguas de Valencia.

Si queréis comer por el centro, al lado de la Plaza de la Almoina, concretamente en Plaza del Arzobispo, está el restaurante Abadía d’Espí donde podréis comer platos tradicionales preparados con productos de la huerta valenciana.

Cerca de la Estación del Norte está un restaurante muy curioso, en el que podréis conocer desde dentro el mundo de la pilota valenciana y su trinquet. Se trata del Pelayo Gastro Trinquet, restaurante acogedor que ofrece platos tradicionales hechos con productos de la huerta.

En la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias está una de las arrocerías mas famosas de la ciudad: la Alquería del Pou, en el medio de la huerta pero al lado del Centro Comercial El Saler. Ahí podréis comer unas paellas excelentes así como platos de la gastronomía típica valenciana. Hay que reservar con antelación porque está siempre lleno!

Si queréis comer pescado, pero también otros platos típicos valencianos, os recomiendo el Bar-Restaurante JM, típico local de barrio sin pretensiones pero que ofrece una comida excelente.

En la zona del puerto os recomiendo un restaurante que a mi personalmente me gusta mucho porque, además de comer muy bien, ofrece una perspectiva del puerto poco habitual y menos turística. Se trata del Restaurante Duna Puerto. Ahí podréis comer tanto arroces como platos típicos de la cocina mediterránea en un ambiente muy acogedor.

En la playa de la Malvarrosa encontraréis muchos restaurantes, a mi el que más me gusta es L’Estimat aunque si paseáis hasta la Playa de la Patacona (son unos 3 kilómetros andando) os recomiendo reservar en Casa Carmela, restaurante histórico famoso por sus paellas hechas al fuego y con leña de naranjo.

En la misma zona podéis optar por un aperitivo en el chiringuito de La más bonita, uno de los sitios más en auge de la playa valenciana, o en La Casa de la Mar, una nave reformada al mejor estilo surfero donde podréis escuchar también buena música.

En La Albufera la zona más famosa donde ir a comer es sin duda El Palmar, pequeño pueblo de pescadores que está repleto de restaurantes donde poder comer arroces de todo tipo así como comida típica. Difícil aconsejar…nosotros hemos repetido bastantes veces y siempre bien en la Arroceria Maribel. Si tenéis coche y no os importa salir de la Albufera para comer una excelente paella os recomiendo el Restaurante L’Alter que se encuentra en Picassent. En Pinedo podéis comer en La Brisa o en Tropical, dos restaurantes en la playa donde podréis disfrutar de buenas paellas y comida típica mirando al mar. En el Puerto de Catarroja podéis ir al Restaurante Casa Baina

Si finalmente os apetece alternar comida típica valenciana con comida internacional os recomiendo el Restaurante Kreas si buscáis comida griega, el Restaurante Amarinder si os apetece comida india, el Restaurante Balansiya si queréis probar comida árabe, Trattoria Da Carlo si os decantáis por la comida italiana (napolitana en concreto), la Cervecería Baden Baden, si buscáis comida alemana y el Restaurante Mey-Mey si os apetece comida china. Todos buenísimos!

 

Dónde dormir

Valencia ofrece muchas opciones de hoteles, aparthotel y hostales ya que, además de haberse convertido en una ciudad muy turística, es una ciudad universitaria con lo cual ofrece soluciones para todos los bolsillos.

En el centro me han hablado bien del Hotel Venecia, es de 2 estrellas solamente pero francamente no entiendo porqué: está ubicado en el corazón de Valencia y ofrece unas habitaciones simples pero bonitas con baño privado. Puede que sea porque nace como hostal y no como hotel, de todos modos he recibido buenos comentarios sobre este establecimiento, merece la pena que echéis una ojeada a su página web.

En el otro lado del Jardín del Turia me han hablado muy bien del Silken Puerta de Valencia, de 4 estrellas. Se encuentra a unos diez minutos andando desde el río, más o menos a la altura del Palau de la Música.

Cerca de la Ciudad de las Artes y las Ciencias tenéis la cadena de Hoteles NH tanto de 3 como de 4 estrellas o los aparthotel Valenciaflats.

Siempre a la altura de la Ciudad de la Artes y las Ciencias pero al otro lado del río, dentro del Centro Comercial Aqua, està el Hotel Ilunion Aqua de 4 estrellas.

En la zona de la playa el que más me gusta es el Hotel Balandret de 3 estrellas. Cuenta también un restaurante donde se comen buenas paellas.

 

Mapa de la ciudad

Aquí abajo podéis encontrar los sitios que he mencionado, ubicados directamente en el mapa de Valencia así que ya no hay excusa: ¡a conocer esta fantástica ciudad!

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *